Solsticio de invierno: celebración Yule

Hace frío afuera y las noches comienzan a ser más largas. Alumbramos lo que anidamos para que florezca en primavera. Disfrutamos el proceso de anidar, cuidar y cobijar.

Una vela roja intenciona nuestra madre naturaleza, aportando su calor, más ahora que el sol descansará. Una bellota en atrapasueños nos habla de una semilla que espera…

Hoy celebramos Yule y coincide con el solsticio de invierno, una noche mágica en la que los velos de los mundos son casi trasparentes y nos invita a conectarnos con los que amamos y que ya no están.

Está noche los celtas creían que cada hada recibía sus alas.

Y en este tiempo abonamos nuestra tierra para darle alimento mientras germina. Y si alimentamos en nosotros los sentimientos que luego cosecharemos? Siempre cosechamos, porque sembramos. Sea bueno o malo, ahí es cuando la siembra tiene que ser consciente: si siembras hostilidad, queja y sentimientos negativos… eso cosecharás.

Seguro encontrarás muchos sitios en Internet que te digan cómo celebrarlo, pero lo importante es conectar contigo.
Feliz Yule! Feliz noche de San Juan! Feliz reconectar con hoguerita de por medio!

Besos, Noe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.