Atrapasueños con deseos

Cada vez que tejo un atrapasueños pido un deseo. Trato de que sea general pero que también me involucre. Y sigo tejiendo, buscando las palabras hasta que aparecen:

«Deseo que este atrapasueños le traiga bien-estar a quien lo lleve». Y van surgiendo más:
«Deseo que este atrapasueños sea fuente de armonía para quien lo reciba».

Y así se transforman en objetos mágicos. Concebidos por manos y no por máquinas. Armados con la conciencia de lo que representan (hace un tiempo publiqué la leyenda y cómo la aprendí de mi abuela) respetando la madre naturaleza y evócandola.

Y como todos mis objetos de diseño: intencionando la magia en tu vida.

Buenas noches!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.