Armonizarnos

El desafío más grande en esta cuarentena es estar equilibrados, pero me quedo obsevándome que tampoco es bueno. Necesitamos esas tormentas que nos sacudan, que nos calan hondo para crecer, para renovarnos.
Algunas tormentas nos dejan exhaustos y drenados, otras nos renuevan al toque como si nos sacáramos un gran peso del que no nos dábamos cuenta.

La vida tiende al caos, ella nace de eso. Si obervamos una semilla explota para dar vida a un brote y luego una planta que dara frutos que dará más semillas. Así, un círculo de vida y armonía que nace con el caos, con el moverse del estado estático.

Estos objetos nacen para eso, para llevarte bienestar pero también para recordarte que el caos es parte de la vida, de la armonía.

Preparé estos círculos de protección y de armonía pensando en ello. Un recordatorio de la naturaleza para tus espacios, con bellotas y piñas que eran las semillas de la abundancia para los druidas celtas. Con cristales maravillosos como la turmalina y el cuarzo cristal. A estos se suman sahumos de hierbas nuevas. Combos perfectos para llevarte y regalarte o regalar.

Armonizarnos es necesario, es un acto de amor propio. Pasar por tormentas también. Es un acto valiente, de mucho aprendizaje espiritual y depuración.

Te abrazo! Noe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.